logo esto lo arreglammos nosotras

Jun
26

Seguir creciendo, después de un año

Hoy hace un año que tomé una decisión de esas que parecen insignificantes y que terminan convirtiéndose en importantes. Algo que marcó un antes y un después, ¡cuánto ha llovido desde entonces!. Aunque en principio nada tenga que ver con este hecho, lo cierto es que mi vida desde entonces ha cambiado de la noche a la mañana. He tenido la oportunidad de conocer a personas que de nada conocía y que han aportado a mi vida experiencias inigualables y también he conocido la parte infrahumana de gente que creía conocer.

La decisión o iniciativa tenía que ver con cuestiones como la libertad de expresión, la denuncia, la reivindicación, la iniciativa, la creatividad… tenía que ver también con la visibilidad y con ser mujer. Me topé de bruces con una situación de las más kafkianas que me he encontrado en todos los días de mi vida -que no son muchos, pero intensos- lo que, mire usted por dónde, acabó dando más sentido a la iniciativa.

Hoy hace un año que decidí crear este blog y sigo firmemente convencida de que “esto lo arreglamos nosotras”.

Por eso, superadas las primeras tensiones y reticencias propias de pretender incorporar planteamientos innovadores y nuevas formas de trabajo en ambientes algo retro, la balanza se inclina de manera contundente hacia lo positivo, sin duda alguna.

Ya era yo muy de usar las nuevas tecnologías, las redes sociales e incluso una web propia en la sección sindical de mi empresa…hace varios años ya.

Y es que, muchas veces las bases van por delante de la propia cúpula –aunque luego tengamos que hacer la ola o poner cara de oooohhh tachán!  qué buena idea!- (y lo digo yo, base y cúpula a la vez).

Es la pura necesidad y así, como algo natural, hay que vivirlo. La necesidad de comunicación con las personas para las que trabajas, a las que representas y que para ello te votaron. Es así como muchos comités de empresa y enlaces sindicales pasamos del panfleto a la revistilla, a la web, al blog, a tuenti, a facebook, a twitter y a lo que haga falta…el caso es que el “comunicado” de turno, el mensaje y la ultima información sobre eso que a los trabajadores y trabajadoras les afecta (el bolsillo, las vacaciones, los permisos, etc) llegue de la manera más inmediata posible… otra cosa será la calidad de los medios, más o menos cutres, todo va a depender de la creatividad y la capacidad de cada cual …

Y fue así fue como un día, antaño, el ser humano descubrió el fuego: porque la necesidad agudiza el ingenio.  

Lo positivo es tanto, tanto, que no cabe en este post. Un espacio personal (que aunque en un principio no estuvo pensado como tal, bendito el día…) un lugar de reflexión, que vinculado al uso de las redes sociales me ha permitido encontrar un camino alternativo o atajo hacia esa denuncia, reivindicación, libertad de expresión, etc.

Interactuar en forma de “retweet”, relacionarse en forma de “follow”, la aprobación y reconocimiento en forma de “mención” o “favorito” es algo tan positivo como la misma militancia.

Y eso, la idea de este blog y mi trabajo en los perfiles de twitter y de facebook tienen que ver con mi responsabilidad como Secretaria de la Mujer de UGT Andalucía, con la visibilidad de la mujer y conmigo misma, sí.


Siempre fui de las que pensó que si nadie se entera del trabajo que se hace, éste pierde valor. Igual que siempre pensé que si los trabajadores y trabajadoras de mi empresa no tenían conocimiento de las reuniones que manteníamos con la dirección para defender hasta el más mínimo de sus derechos, la negociación de su convenio que marca sus condiciones  de trabajo o las denuncias que interponíamos ante la vulneración y el incumplimiento por parte de la empresa, no es que nuestro trabajo no tuviera valor, pero sin duda ellos lo valoraban menos de lo que yo creía debían hacerlo.

Y es que no es nada fácil negociar (por cierto, mucho menos siendo mujer), no es sencillo sacarle a las empresas un céntimo para que los trabajadores ganen poder adquisitivo, conseguir una mejora para la vida de las personas que hacen rentable sus proyectos, los currantes, evitar despidos cuando la cosa va mal, argumentar hasta quedarte sin argumentos…pero claro ver el resultado final es siempre sencillo e insuficiente cuando no conoces el arduo proceso.

Pues insisto, así fue como decidí que el trabajo que mi equipo técnico y el mío mismo como Secretaria de la Mujer, ese que hacemos a diario, se conociera más allá de los límites del propio sindicato. Porque estamos al servicio de las afiliadas, de las mujeres trabajadoras y paradas, en definitiva de todas las andaluzas (hasta de las peperas). 

Para mí es imprescindible que las mujeres sepan lo que la UGT defiende en materia de género, qué hacemos, dónde pueden acudir cuando tienen un problema, dónde deben denunciar las discriminaciones, en qué lugar orientarse laboralmente, cómo encontrar asesoramiento para emprender, buscar formación de todo tipo. Y como no, como herramienta y motor de cambio social que siempre hemos sido, tienen que saber, qué piensa UGT Andalucía sobre su salud sexual y reproductiva, sobre el aborto, sobre la violencia de género, sobre la maternidad, sobre la guarda y custodia de los hijos, y un largo etcétera.

He intentado, abordar el mayor número de temas posible durante este año, la violencia de género, la actitud de los empresarios frente a ésta, la brecha salarial, el techo de cristal, el ecofeminismo, las politicas de recortes, el aborto, el recorte en servicios públicos, la enseñanza pública y para la igualdad, la negoción colectiva con perspectiva de género…por abordar, hasta he abordado el espinoso tema del machismo en el seno de organizaciones como en la que yo milito, también los medios y mecanismos que el propio sindicato ha puesto y sigue poniendo en marcha para su corrección.

Todo siendo yo misma. Porque es un blog personal, a pesar de quienes piensan de manera absurda que esto es incompatible. Soy mujer, soy trabajadora (no estoy en el paro, pero podría estarlo), soy sindicalista, feminista, socialista y muchas más cosas. Pero por encima de todo soy una persona. Y además pienso que la “despersonalización” de las figuras públicas, de los dirigentes, de los políticos etc, es un error absoluto. Prueba de ello es que hoy cualquier institución está en cuestión, y la gente se siente a gran distancia de éstas. Y vaya, si hablásemos del caso de Dívar podría entenderlo…pero cuando no hay nada que esconder, lo mejor es abrirse, aprender de los errores, ser autocrítico con lo que se puede mejorar y sobre todo, enseñar, mostrar y acercar nuestro trabajo y nuestras ilusiones a la ciudadanía.

Así que ni “gallardones”, ni “rajoys”, ni “roselles” que valgan…que aquí vamos a estar, “a machamartillo”, porque está claro que esto lo arreglamos nosotras…

Hace un año que estrené blog y estoy encantada 🙂

Enorme es el agradecimiento que siento hacia todas esas personas que han apoyado esta pequeña iniciativa y me han animado durante este año a alimentar el blog, a esas personas que  impulsan las iniciativas aunque no sean propias y que además comentan, visitan, difunden y aportan al trabajo diario.  
  | 0 comentarios   | Sin etiqueta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: