logo esto lo arreglammos nosotras

Jul
22

Un día de visita en Barcelona I

El día de ayer, 21 de julio de 2012, es uno de esos días para no olvidar. Llevo seis días en Barcelona, me quedan sólo tres y me falta tiempo. Tiempo para vivir esta ciudad que visito por primera vez, aunque pueda parecer extraño. Condensar tanto en tan poco cuesta, pero es cuestión de priorizar y de dejarse llevar por personas oriundas.

Ayer, como decía, fue uno de esos días para no olvidar. Pareciera que el día hubiese triplicado sus horas, no por largo y tedioso, sino por algo bien distinto, por las vivencias medidas en calidad y también cantidad.

La mañana comenzó con el viaje en tren desde Sant Cugat a Barcelona para visitar, por acertada recomendación, el CaixaForum.
Visita al CaixaForum El sitio, bastante agradable a simple vista. Y como todo lo que he descubierto aquí, continente y contenido, llevan un mismo compás.

El vino como forma de vida

Las sala 2 me adentró en uno de mis placeres, el vino. Es más, llegó a conjugar en un sólo espacio dos pasiones, el vino y el mundo laboral. No hará falta más explicación cuando descubra el título de la exposición “Bodegas y Cooperativismo+Modernismo”. Y en definitiva, desvelaba la fórmula que ha llevado al éxito a muchas personas que durante largos años (algunas desde los tiempos de la guerra) han trabajado la tierra que pisan. Todo ello sacándole el mayor fruto posible y dejando de un lado -aunque parezca imposible- todo aquello que huele a especulación.


Trabajo+Emprendimiento+Sindicalismo+Cooperativismo+Amor=
Éxito sostenible+Forma de vida

Entre el cielo y la tierra

La sala 3 tenía un título tan sugerente como “Torres y rascacielos. De Babel a Dubai”. Y aunque invitaba a sacarle partido religioso, nada que ver con el tema. Se trataba más bien de algo estrictamente arquitectónico. Semejantes megaconstrucciones me llevaban a pensar en miles de cosas, una de las más predecibles, la laboral. Observar fotos de obreros de la época trabajando a miles de metros de altura, ahí, con las piernas “suspendidas en el abismo” construyendo por ejemplo, el Empire State, sin ningún tipo de arnés encima, me produjo un vértigo tremendo. Y también pensé que, en estos tiempos en que todo se cuestiona, algo hicimos bien para avanzar tanto en lo referente a la prevención de riesgos y la salud laboral. Pero otra idea, no tan optimista asomaba por mi cabeza: que hayamos sido capaces de imaginar, idear, diseñar y llevar a efecto construcciones tales que nos ubican a cientos de kilómetros del suelo, casi tocando el cielo ¿y que ahora, inmersos en pleno desastre social, económico y político, no seamos capaces de encontrar la salida? ¿Serán esas micromiserias de diario las que nos encadenan a lo mundano y nos impiden desplegar alas?


Sumergida en tales pensamientos continué y me encontré la sala 4 cerrada.

La sala 5 era la mas pequeña y la que, a priori, menos llamó mi atención. Probablemente la sensación tenía que ver con ser totalmente lega en la materia. Sin embargo, en esta exposición que llevaba por título “Ángel Ferrant, entre el dibujo y la escultura”, encontré una pequeña sorpresa que desarrollaré en un nuevo post.

La última sala en orden de visita y primera en número, decía así “L’art ets tu, 10 años de CaixaForum” (El arte eres tú, 10 años de CaixaForum). Y desde mi punto de vista, tenía muy conseguida la idea principal, es decir lograba justo eso, invertir los términos.

Convertir en obra de arte al visitante sin restar importancia al artista, o combinar ambas cosas.

Se trataba de un resumen de las diez exposiciones más destacadas en los últimos diez años. Lucían Freud, Dalí, Rodin, Hashem El Mandani, Charlot, Alphonse Mucha, Richard Rogers, Goya, Els Ballets Russos y Rutes D’Aràbia. El visitante puede elegir un marco, convertirse en obra de arte que recibirá en forma de archivo adjunto en su e-mail, con la probabilidad además de ser expuesto en alguna ciudad.
Visita a la Fundación Miró
Finalizada la visita al CaixaForum, la tarde incluyó la visita a la Fundación Miró, y ¿qué decir, describir, dibujar o fotografiar más? Hasta Ferràn Adriá (en proyección, claro) describe a Miró en una de sus salas. Simplemente una explosión de colorido y formas merecedora de ser vivida y experimentada en primera persona.

Paseo por Poble Sec


Al caer la tarde de vuelta al tren atravesé paseando el barrio de Joan Manuel Serrat, Pueblo Seco (Poble Sec) en plenas fiestas, precisamente como lo describe él mismo en su canción.


Sant Cugat del Vallès, Universidad de la Paz y Dolors Renau

Y ya de vuelta en Sant Cugat del Vallés, lugar en que me encuentro tan bien acogida en estos tiempos de austeridad, la guinda del pastel, encontrarme con Dolors Renau.


La tarta, una cena de la Universitat de la Pau, en la que, según me cuentan, participan todo tipo de gente de distintas creencias, procedencias, religiones y credos.
La guinda, como digo, encontrarme entre ellas a Dolors Renau, Presidenta de la primera Internacional de mujeres, a quien conocí hace un par de años en la Escuela de Mujeres Dirigentes que anualmente organiza UGT en Galicia.

Compartir unas horas con una socialista que tanto ha trabajado desde la política por las mujeres es todo un placer. Pero descubrir a la Dolors mujer, toda estridencia en forma de alegría, vitalidad, positivismo, iniciativa, etc, etc, etc…es demasiado.
Así que nada mejor para terminar un post como éste que, de nuevo, el feminismo y la complicidad de género.

APL



con Dolors Renau



  | 2 comentarios   | Sin etiqueta

2 comentarios sobre “Un día de visita en Barcelona I

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: