logo esto lo arreglammos nosotras

Abr
27

Un oportunista fondo de armario

Esta mañana mientras hojeaba la prensa me topé con ella, era una de esas fotos cuyos detalles son más que elocuentes. La instantánea, que fue tomada ayer en Sevilla, inmortalizaba a varios dirigentes del Partido Popular bajo el titular “El PP aprovecha las europeas para lanzar la candidatura de Moreno”.

A priori nada fuera de lo normal, ni siquiera la mandíbula batiente de un -no sabemos a cuento de qué- descojonado González Pons que, junto al veterano Arenas, acompañaba en un acto de partido a Juan Manuel Moreno y a Beatriz Jurado.

Pero uno de esos pequeños detalles que, en este caso, ocupaba la parte inferior de la fotografía delataba que ni su actitud era natural, ni su look “casual”. Lejos quedaron los Dockers tono ocre con esas simpáticas pinzas junto a los bolsillos. También parecen haber dado unas semanas de descanso al elegante traje de Brioni. Toca tirar de fondo de armario y recuperar esas prendas que acercan al pueblo llano, a esa gente de a pie a la que hay que seguir tomando el pelo, aunque sólo sea porque aún  son necesarios sus votos para decidir por ellos y, como no, también por ellas.

1398531320_362415_1398531857_noticia_grande

El uso del vaquero no es algo fortuito por parte de algunos, es el uniforme de campaña electoral. El “Jean” pasó de ser el tejido resistente con el que mineros y agricultores resistían a la intemperie, a  una prenda de última moda entre la clase media rejuvenecida. Ahora da un paso más en su proceso de “aburguesamiento” para convertirse la trampa estética de la política más recalcitrante.

Pero la prenda obrera por antonomasia, no fue ni la chaqueta de pana de Felipe, ni el vaquero de Moreno Bonilla y compañía. La palma se la llevó la palestina que rodeó en campaña el cuello de Cospedal, la entonces promotora del “partido de los trabajadores”.

cospedal

“Sólo le pido a dios” (y eso que soy agnóstica) que nos ahorre el bochornoso espectáculo que podría provocar la imagen de Arias Cañete en vaqueros, con boina y palestina. Ya es bastante lo que tiene que soportar la clase trabajadora de este país. Eso sí que no está pagado, ni a a, ni en b, ni en c.

APL

  | 0 comentarios   | Laboral, Política

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: