logo esto lo arreglammos nosotras

Jul
24

¿Una oveja “descarriada”? o ¿Una nueva masacre en la historia de la Humanidad "en el nombre de Jesucristo-nuestro-señor-amén"?

CONSTERNACIÓN…
Es la palabra que, este fin de semana negro, más leo en la red y la que también define el sentimiento que me invade a mí y a las personas que me rodean al ver las noticias e imágenes de este sábado en la isla de Utoya.
Según las primeras investigaciones sobre el asesino, se trata de un fundamentalista cristiano que además militó en un partido xenófobo… completito.
Y no me extraña la inclinación política y religiosa, pues resulta que los mayores crímenes de la humanidad se han perpetrado “bajo el manto” de instituciones conservadoras y ancladas en otra época como la iglesia católica , no hay más que echar un vistazo atrás y recordar, por ejemplo la conquista de América, llevada a la pantalla de una manera tan real por Roland Joffé en la película “ La Misión”.
¿Qué se puede esperar de una institución salpicada día si, día no,
por escándalos sobre prácticas habituales de pederastia?
Una institución que cree en la caridad ejercida
desde la supremacía y la omnipotencia,
es decir, en la protección de los más débiles como pobres seres inferiores.
Nunca lucharon, defendieron ni creyeron en el estado social, de derechos, es decir, una sociedad donde, por el hecho de ser ciudadanos y ciudadanas,
todas las personas: pobres, ricas o a medio camino,
generásemos y disfrutásemos de PLENOS DERECHOS
sin tener que sentirnos pedigüeñas.
Claro que esto quizás dejaría en evidencia el “tinglado” que algunos tienen montado “en el nombre de Dios”.
¿Qué se puede pensar de una institución que considera a la mujer (costilla de Adán)
un ser inferior, responsable de todos los pecados del mundo
e indigna de participar en los espacios públicos?
Espero que al menos salgan diciendo eso, “que se trata de una oveja descarriada, un feligrés incontrolado”… De punta se me ponen los vellos al pensar que se hubiese tratado de un sindicalista, ni imaginar quiero los titulares de El Mundo, ABC o Intereconomía…
Para terminar os dejo dos reflexiones en este post:
Por un lado, cada vez que tenemos noticia de un acto violento, desde un robo, pasando por un asesinato y llegando a una masacre, difícilmente nos encontramos a una mujer detrás (y no será por una proporción matemática, pues somos algo más de la mitad de la población). Esta realidad no hace más que reafirmarme en mi convicción, somos distintas, y desde esa diferencia (también en nuestro comportamiento) tenemos mucho que aportar a este mundo y sólo podemos hacerlo desde los órganos donde se decide: dirigiendo el mundo, la política y la economía.
Otro dato para la reflexión, en este momento son mínimo 93 personas muertas por los atentados en Oslo. La violencia machista se llevó por delante en nuestro país la vida de 71 mujeres en 2010. De otras 33 víctimas en lo que llevamos de 2011. Con esto, lejos de generar polémica, sí quiero denunciar que, aunque con un impacto mucho menor que los hechos del pasado viernes, sí es cierto que existe una masacre continua mucho más sutil y silenciosa a la que desgraciadamente nos estamos acostumbrando.
Y ésta no es menos merecedora de una gran CONSTERNACIÓN…
24 de julio, 2011.
APL
  | 1 comentario   | Mujeres viajeras, Política, Religión, Violencia de género

Un comentario sobre “¿Una oveja “descarriada”? o ¿Una nueva masacre en la historia de la Humanidad "en el nombre de Jesucristo-nuestro-señor-amén"?

  1. Cuando se tiene conocimiento de este tipo de barbaridades hay veces que uno se pregunta sí los cristianos deberían haber salido alguna vez del foso de los leones.
    Pero claro, con este tipo de afirmaciones lo único que podríamos conseguir es ponernos casi a su altura, aunque aún seguiríamos a años luz de las barbaridades y tropelías que lleva cometiendo la iglesia católica “en el nombre del padre”: desde quemar vivos a mujeres, niños y hombres con la santa inquisición, a la actualidad, en la que condenan el uso del preservativo y niegan que este sea el remedio más seguro para frenar el SIDA y otras enfermedades venéreas, con lo que ello conlleva sobre todo para sus fieles del continente africano. Y no digamos ya el papel al que han relegado a la mujer desde que el “holding-eclesiástico” se fundó hace algo más de 2000 años.
    Desde luego, sí el “hijo de su jefe” levantara la cabeza de nuevo, la que lío en el templo se iba a quedar bastante corta con lo que tendría que hacer en el Vaticano.

Responder a Fernando Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: