logo esto lo arreglammos nosotras

Feb
08

Cuéntame otro cuento

Entrar ayer en google y encontrarme con el 200 aniversario del escritor Charles Dickens me ha transportado años atrás, a esos cuentos de la infancia, historias llevadas a la pantalla y tan socorridas las tarde-noches invernales. ¿Quién no se ha acurrucado en la “mesa camilla”, con los mantecados por delante para disfrutar de inolvidables personajes como Oliver Twist o Ebenezer Scrooge en Cuento de Navidad, por enésima vez? Eso sí, siempre como si fuese la primera.

Después de disfrutar unos minutos de este entrañable recuerdo, irremediablemente también llego a una reflexión “¡cómo cambia el cuento!” a medida que una va adquiriendo perspectiva, conocimientos y ¿por qué no?, también cumpliendo años.

En este caso, los conocimientos adquiridos y mi trabajo diario me hacen muy sensible hacia la incomprendida y vilipendiada reivindicación de la igualdad entre géneros.

Precisamente los cuentos tienen mucho que ver con la desigualdad que impregna nuestra sociedad. Son  reproductores de conductas, de  roles, de estereotipos de género, de asignación de tareas en virtud del sexo. Bombardean de manera sutil la mente de esas pequeñitas personas que mañana serán la sociedad de cada momento. Introducen una imagen que se convierte en fantasía y un deseo de futura felicidad a partir de ciertos comportamientos. Eso por no mencionar la desesperante frustración que para algunas supuso esa eterna búsqueda del “príncipe azul” que no sólo no existió, sino que además, visto lo visto, más le vale ni aparecer.
Todo un “tongo”, sí señor: La Bella Durmiente, La Cenicienta, Blancanieves, La Bella y la Bestia, Sirenita….monísimas todas, dulces, impecables, recatadas y sobre todo, calladitas, como debe ser una buena hija, esposa, prometida, princesa…

UGT, sindicato del que formo parte desde hace algo más de diez años, lleva trabajado la coeducación y la educación en valores mucho tiempo. Se trata de uno de los descubrimientos más gratos para mí como mujer sindicalista y feminista: la campaña “Educando en Igualdad”. La citada campaña  viene desarrollando distintos temas relacionados y , también abordó, en colaboración con el desaparecido Ministerio de Igualdad, la publicación de una guía para secundaria, no exenta de gran polémica, sobre el sexismo en los cuentos clásicos.


Muy acertadamente, UGT considera la educación en igualdad, la solución imprescindible para avanzar hacia una sociedad más libre, donde mujeres y hombres seamos iguales en derechos y oportunidades.
Durante la infancia y la adolescencia es imprescindible que, desde casa y desde los centros escolares, se inculquen  valores como el respeto hacia las otras personas independientemente de su sexo, su físico, su origen, su cultura, sus creencias, su religión, su condición sexual….Asimismo debe educarse a los niños y niñas en un entorno de no violencia, empatía, tolerancia, etcétera.


Cuéntame otro cuento, que esos ya no cuelan


Desde aquí quiero felicitar a los compañeros y compañeras del sector de enseñanza de UGT por su trabajo y por, además compartirlo en la red, para que todos y todas podamos beneficiarnos de él. Muy especialmente, por su constante compromiso con la igualdad al Secretario General Estatal, Carlos López y a la Secretaria de Politicas Sociales, Luz Martínez Ten.
APL
  | 0 comentarios   | Sin etiqueta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: