logo esto lo arreglammos nosotras

Abr
16

De la “res publica” a la “res privata”. De Alcalá Zamora a Mariano Rajoy

Como ya es bien sabido la etimología de la palabra República se remonta al latín y significa “res”: cosa, “publica”: pública. Es decir la cosa pública, el asunto público. Conceptualmente en la antigua Roma estaba referido a  la propiedad pública: el Estado.

Partiendo de esta base y valorando los movimientos del actual gobierno, podemos ir empezando a sospechar que la etapa de Mariano Rajoy quedará para la historia como la Iberia de la res privata”.

Ante las micro y macro decisiones políticas es conveniente que la ciudadanía valore el poder y las consecuencias de su elección y de su voto. Porque las personas que gobiernan van llevando cada país, comunidad, ciudad, pueblo o pedanía hacia un tipo de sociedad y entorno concreto donde las personas tenemos más o menos derechos y nos sentimos más o menos protegidas o en inminente riesgo.

Este sábado fue la conmemoración de la II República Española

. Una etapa de la historia convulsa,en algunos casos de enfrentamientos callejeros, revueltas anarquistas, golpes de estado militares y huelgas revolucionarias.  Sin duda un periodo movido y de importantes cambios. Cambios y conquistas que han hecho mella en la memoria. Afortunadamente es recordado como un período de avances y de identidad colectiva. La modernización, el acercamiento a la Europa de entonces, a los derechos humanos, y a las libertades sociales, impregnaron el sentir de aquellos años.


Tuvieron lugar cuestiones tan esenciales e innovadoras a la vez, como que la enseñanza religiosa en la escuela pública pasó de obligatoria a voluntaria, se llevó a cabo una de las mayores alfabetizaciones de la población que probablemente haya conocido la historia de este país, la popularización, o el acercamiento al pueblo de la cultura, del cine, del teatro,  de actividades diversas, hasta bibliotecas ambulantes. Se aprobó la ley del divorcio, se celebraron las primeras elecciones con sufragio femenino, el aborto fue legalizado, y como no, una época en la que los grandes sindicatos, tuvimos un papel importante en todo aquello relacionado con lo social, inevitablemente el derecho laboral también se vio ampliamente beneficiado y con ello la clase obrera. Destacaron leyes como la de la jornada máxima, la contratación laboral, la regulación del derecho a la huelga, el aumento de salarios, etc.

El papel de las mujeres republicanas fue fundamental, tanto que me resisto a dedicarle un solo párrafo en este post y lo desarrollaré de manera más extensa en otro dedicado en exclusiva a ellas.

Inevitable fue el pasado sábado, 81 aniversario de la II Republica el cuestionamiento de la corona española. Las redes sociales ardían literalmente, y es que coincidía este día de celebración con la caida y la rotura de una cadera del jefe de Estado, mientras cazaba elefantes en Botsuana. Lo peor es que coincide con otros escándalos como el caso Noos, en el que su propio yerno se ha visto salpicado de toda una trama de corrupción, o el también reciente accidente de uno de los nietos del rey, quien se disparó en un pie mientras, al parecer manipulaba un arma. 

Dicen que a perro flaco todo se le vuelven pulgas, ¿mala suerte? ¿vehemencia? ¿inconsciencia? ¿falta de empatía? La cuestión es que, si bien es cierto que nadie duda del importante papel que desempeñó el rey durante el final de la dictadura de Franco y la posterior etapa de la transición, prestigio que, hasta hace bien poco, ha venido beneficiando a la famila real, no es menos cierto que debiera Juan Carlos otorgar prioridad absoluta al problema de España y de su ciudadanía que no es menor, y que además lo parezca. Con todos mis respetos, no puede ser que un cuarto de la población española activa esté “inactiva” o en el paro, que cada día haya más familias sin ningún tipo de ingresos, que a diferencia de la época republicana, se esté fomentando lo privado frente a lo público, que este recién estrenado gobierno nos esté llevando al caos económico y a la prehistoria en derechos sociales y que él, el propio Rey de España, se dedique en su tiempo libre a cazar elefantes, con todo lo que ello conlleva. No es posible…

APL





  | 0 comentarios   | Sin etiqueta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: