logo esto lo arreglammos nosotras

Oct
04

De Toni Leblanc a Soraya Sáez

Se llama “desindexación” y se trata del nuevo timo nacional,  esta vez promovido por el Gobierno de España. Así que no esperen ser alertados por la Guardia Civil, por la Policía Nacional ni nada parecido. En uno de esos “tongos en toda regla”.

Fue hace unos días mientras veía las noticias, no podía salir de mi asombro al ver Soraya Sáez de Santamaría a pantalla completa introduciendo un nuevo término hasta ahora ajeno a nuestras vidas cotidianas: la desindexación.

Gesticulaba, como suele hacerlo ella, como si lo llevara días ensayando ante el espejo. Piel radiante, luminosidad en la mirada, cejas bien alzadas, expresión convincente, labios apretados y cuando ya hasta ella se lo había creído … zas! Ahí quedó, palabro donde los haya. Por un momento creí que la portavoz del gobierno iba a dirigirse a los españoles través de la pantalla al grito de “¡Todos juntos…repitan conmigo D-E-S-I-N-D-E-X-A-C-I-ÓN !”

A medida que escuchaba con atención mayor era mi asombro. De repente era como si hubiera vuelto a la niñez y tuviera en la pantalla a Toni Leblanc con el timo de la estampita. Con la diferencia de que en el caso de “Los tramposos” se trataba de una comedia con el objetivo de divertir y arrancarnos alguna risa y lo del Partido Popular -en forma de gobierno- va muy en serio y se trata de un drama cuyo desenlace está suponiendo tremendo sufrimiento.

Por aquello de instruirme, busqué el significado de “desindexación” en la RAE y resulta que el término no se recoge. Si separamos el prefijo “des” (denota negación o inversión del significado del simple) tendríamos entonces “indexación” (según la RAE acción o efecto de indexar). Por fin llegamos a “indexar”: Hacer índices o registrar ordenadamente datos e informaciones, para elaborar su índice.

¿Significa entonces que desindexar es deshacer índices o desregistrar datos e informaciones que habían sido ordenados para elaborar su índice?… ¿Qué se esconde detrás de todo esto? Porque sinceramente, viniendo del PP y, dados los antecedentes, debemos intuir que muy positivo para la ciudadanía de a pie no debe ser.

Parece que el “índice” del que se pretende desvincular, aún no sabemos qué, es el IPC (índice de precios de consumo), lo que llamamos coloquialmente “el nivel de vida”. A principios de cada año conocemos la variación de este dato, que viene a medir la evolución del nivel de precios de los bienes y servicios de consumo adquiridos por los hogares. Por eso también solía ser el IPC el índice de referencia para la aumentar la “capacidad de consumo” de los ciudadanos: salarios y pensiones.

La subida salarial por ejemplo de los convenios colectivos va, o mejor dicho solía ir, ligada al IPC (más los puntos que durante la negociación se  sea capaz de alcanzar: IPC+2 puntos, por ejemplo). También las pensiones, hasta ahora, son regularizadas atendiendo a este dato.

De una manera muy básica sería algo así como que lo que subía el nivel de vida debían subir los salarios y pensiones.

El 1 de enero de 2014 podría significar el principio del fin en esa relación. Gracias a “una nueva reforma estructural” del Partido Popular llamada “Ley de Desindexación” que, según sostiene el gobierno, no tiene más objetivo que el de moderar los precios gracias a la competitividad (esa misma que hace a los trabajadores de los países aún más pobres del mundo ser más “apetecibles” que los autóctonos, esa misma que es responsable de la ola de deslocalización de empresas de nuestro país a otros lugares del mundo…la competitividad…).

El sustituto del IPC ha sido bautizado como “IGC” Indice de Garantía de la Competitividad y estará “topado” entre el 0 y el 2%. Según el propio ministerio de economía  el ahorro para las familias de desindexar la economía sería de unos 700 millones de euros.

Todavía es una incógnita si el citado índice terminará también desvinculando salarios y pensiones del “nivel de vida” (IPC).

Se me abren las carnes, sobre todo cuando oigo al siempre oportuno Montoro: “subidas alocadas de las pensiones perjudican a los jubilados”

No se caracteriza precisamente este gobierno por adecuar el nivel de vida general al de los hogares en particular. Las subidas de impuestos y de precios no se están viendo correspondidas con los salarios y el poder adquisitivo de la ciudadanía. Todo lo contrario, se ha facilitado al empresariado de este país hacer con los salarios, las condiciones laborales y los despidos lo que le venga en gana, gracias a otra de sus llamadas “reformas estructurales o necesarias”, la reforma laboral.

Permítanme que ponga en duda que el IGC va a ser la panacea y que más bien me incline por creer que van a seguir empobreciendo a la población y convirtiendo en inaccesible hasta el pan nuestro de cada día.

¿Cuál será el próximo invento? ¿Un nuevo índice para medir (=camuflar)  los datos de paro, por ejemplo?

APL

Crisis_Lider_07

 

Enlaces de interés:

http://www.teinteresa.es/dinero/UGT-desindexacion-regulados-subidas-discrecionales_0_1000701332.html

http://economia.elpais.com/economia/2013/10/01/actualidad/1380654115_315823.html

http://www.20minutos.es/noticia/1934471/0/ley-desindexacion/inflacion-precios/indice-ipc-igc/

  | 0 comentarios   | Laboral, Política

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: